Ciudades imposibles.

Un día te hundirás del peso
de albergarnos a todos,
arrastrando los zapatos
cada noche, en cada ensoñación

Recorremos en pateras la materia gris,
los cafés demasiado cargados
y tus puentes que amortiguan cada salto.
Achicharramos tus pájaros con esta luz,
dendrítica,
que te otorga el título que nos debes.

Un día morirás del peso,
de responsabilidad,

París.

2 comentarios

  1. Me ha gustado mucho mucho mucho leer esto (excepto una frase que casi no entiendo).

    Me ha gustado tanto que no me gusta no haberlo escrito yo (perdón por la osadía; no se me ocurría un cumplido mejor).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s