Reflexiones huérfanas

I

cuando lamer la herida
es masturbar al corazón
con la trampa hemos topado
Sancho.

 

II

Enterrar el hacha de guerra

en el lugar donde yace un cadáver

es un infortunio

para la paz.

También para la tregua.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s